La gran cantidad y variedad de carnes que pueden encontrarse en la cocina asturiana posibilitan exquisitos platos como los callos con morro al estilo de Oviedo. Este plato también forma parte de la identidad de Asturias junto con la fabada y los cachopos. Al representar un plato típico de la gastronomía asturiana también puede encontrase en forma de conserva en muchas tiendas españolas.

Callos con Morro al Estilo de Oviedo

Su nacimiento es incierto aunque a comienzo del siglo XX hay referencia a una receta llamada Callos a la Oviedo que puede ser el antecedente directo de los hoy es conocido como los callos con morro. Es una receta que incluye los callos o tripas de ganado vacuno, los morros de ternera, cebolla, pimentón, jamón y se condimenta con laurel, ajo, perejil y un poco de pimentón. Todo esto da como resultado una preparación muy sabrosa y que todos pueden disfrutar mientras conocen un poco más de la historia gastronómica de Asturias.

¿Cómo se preparan los callos con morro al estilo de Oviedo?

Al igual que la mayoría de los platos típicos de Asturias, los callos con morro al estilo de Oviedo requieren de muchas horas de cocción y sobre todo, mucha paciencia. Muchos recomiendan dividir en dos la preparación para que la receta no implique demasiado trabajo y sea menos ardua.

En primer lugar se deben limpiar los callos y hervirlos en agua fría. Luego de esto, se los escurre y se los vuelve a colocar en agua esta vez con la cebolla, el ajo y un poco de perejil. Esta cocción lleva aproximadamente un tiempo de casi 5 horas por lo que es mejor comenzarla con tiempo para evitar demoras en el almuerzo si se consume el mismo día.

Por otro lado se deben cocinar los morros que pueden incluir manos o patas de cerdo. La cocción será hasta obtener una carne tierna con un caldo de textura gelatinosa. Una vez que ambas preparaciones estén listas, los callos y los morros deben cortarse en trozos pequeños y mezclarlos. Se debe utilizar otro recipiente para saltear la cebolla y la guindilla junto con el jamón y el pimentón durante 15 minutos. A continuación se agrega un poco de vino blanco y ajo y se continua con el hervor.

Una vez que esta preparación esté lista, se agregan los callos y los morros y a continuación el caldo gelatinoso y un poco de sal. Esta preparación debe cocinarse durante 3 horas más para obtener un verdadero plato asturiano.

Un deleite para los sentidos

Si bien es una preparación que requiere mucho tiempo, los tiempos de cocción que requiere logran un excelente sabor y una unión de todos los ingredientes. Para aquellos que no disponen del tiempo necesario pero no quieren perderse esta receta pueden adquirir la conserva enlatada y sólo calentar. En pocos minutos podrán disfrutar de unos callos con morro al estilo de Oviedo riquísimos y sin esfuerzos. Los turistas que visitan cualquier ciudad de Asturias pueden también acudir a los numerosos restaurantes de la región donde también podrán deleitarse con esta receta símbolo de la identidad asturiana.