La sidra asturiana, una bebida de los dioses

Uno de los elementos fundamentales de la gastronomía del principado de Asturias es la sidra asturiana. Conocida en toda Europa por la calidad de la materia prima con la cual es elaborada, la sidra es un símbolo de identidad de esta región de España.

La sidra asturiana, una bebida de los dioses

Uno de los elementos fundamentales de la gastronomía del principado de Asturias es la sidra asturiana. Conocida en toda Europa por la calidad de la materia prima con la cual es elaborada, la sidra es un símbolo de identidad de esta región de España.

La popularidad de esta bebida es tal que no se utiliza sólo para brindis en ocasiones especiales sino que forma parte de la vida diaria de los asturianos. Las llamadas sidrerías ofrecen a nativos y turistas aperitivos para acompañar los vasos de sidra que pueden degustarse en el lugar.

La importancia de la sidra asturiana es tal que ha logrado ser reconocida con una denominación de origen que determina que toda la región del principado de Asturias puede producir esta bebida. La región es la cuarta productora de sidra de toda Europa y factura una cantidad importante de dinero detrás de la industria de carnes, leches y la industria de alimentos.

La sidra asturiana ha logrado un importante protagonismo en la historia de Asturias. Numerosas festividades a lo largo de la región muestran que se trata de una bebida que simboliza la identidad de los asturianos. Es así que existen seis festividades a la sidra a lo largo del año que se suman a la Fiesta de la Manzana que tiene lugar en Villaviciosa durante el mes de octubre.

¿Dónde radica la importancia de la sidra asturiana?

No solamente es un acompañante ideal para amenizar cualquier tipo de reunión o comida entre amigos sino que también forma parte de la gastronomía de Asturias. Numerosos platos representativos de la cocina de la región incluyen a la sidra como un ingrediente fundamental. Los calderados de bonito a la sidra o una Xarda en escabeche no serían iguales sin ese toque especial que le da la sidra.

Los lugares en donde se elaboran la sidra asturiana son llamados lagares y en Asturias existen más de 100 de estos lugares que continúan utilizando un método familiar y tradicional para su elaboración.

La tradición también alcanza a las degustaciones de sidra. Es común que al servirla se utiliza el método de escanciarla, es decir, hacer caer el chorro de la botella hacia el lateral del vaso. Esto permite oxigenar a la sidra y la acción es conocida en Asturias como tirar un culín, una forma típica de definir las reuniones en las sidrerías. En una de las fiestas típicas de la región, más precisamente la que tiene lugar en Gijón se realiza un campeonato para alcanzar el récord de escanciado simultáneo mundial.

Parte de la identidad asturiana

La sidra asturiana forma parte de la vida de todos los habitantes de la región. Ya sea para dar sabor a una preparación o para juntarse una tarde con amigos a disfrutarla, es una bebida que simboliza la gastronomía asturiana y que permite utilizar una de las mejores materias primas que se obtienen en los hermosos valles de la región. Cualquier persona que visite Asturias debe deleitarse con el sabor de la sidra asturiana porque en ella se resumen el espíritu y el alma de la gastronomía española de este gran principado.

¿Cuáles son las bebidas de Asturias más conocidas?

La gran cantidad de materias primas disponibles en la región de Asturias ofrece la oportunidad de disfrutar de una gastronomía muy rica y variada que satisface el paladar de turistas y nativos de la zona. Las bebidas de Asturias más conocidas incluyen no sólo sidra sino también vinos, sangrías o también el llamado orujo. Los altos valles permiten que haya todo tipo de plantaciones y cultivos que ofrecen frutas ideales para la elaboración de estos tipos diferentes de bebidas que son infaltables en toda celebración asturiana.

Bebidas de Asturias que debes probar

 

  • La sidra asturiana: es un símbolo de la identidad asturiana. La cantidad y calidad de manzanas que puede encontrarse en esta región permite que la producción de sidra sea abundante y muy alabada por todos los que visitan Asturias. La sidra asturiana ha logrado una calidad única que la llevó a obtener una denominación de origen y es uno de los productos más exitosos y que es conocido a nivel mundial. A diferencia de otras zonas geográficas, la sidra es consumida todo el año ya que existen muchos locales llamados sidrerías que ofrecen no sólo degustar diferentes variedades de esta bebida sino también aperitivos, para que los visitantes puedan conocer un poco más de este símbolo de la gastronomía asturiana. La particularidad de esta bebida es que no sólo se utiliza como acompañamiento de las comidas sino que también es un ingrediente principal de algunas preparaciones culinarias como lo es la merluza o rape a la sidra o el chorizo a la sidra, una exquisitez en cualquier momento del año.
  • Vinos: si bien no se trata de un producto que no tiene el mismo reconocimiento que la sidra, existen vinos de excelente calidad en esta zona de España. El cultivo de vides se concentra en la región de la Tierra de Cangas y su calidad ha llevado a obtener la denominación de origen Vino de Calidad de Cangas. Se trata de zonas en donde los cultivos de vid tienen una tradición que viene desde la época romana y que, con el tiempo, ha logrado convertirse en un producto de excelencia. La existencia de un microclima en el concejo de Cangas del Narcea permite obtener uvas autóctonas que se utilizan para la elaboración de los vinos de la región, tanto blancos como tintos. Los vinos que forman parte de las bebidas de Asturias más conocidas, se caracterizan por ser ligeros y de gran aroma. Son los acompañantes ideales para disfrutar de las comidas de la región y conocer un poco más de la historia asturiana. Durante el mes de octubre tiene lugar la fiesta de la Vendimia que agrupa a amantes del vino de la región y de todo el mundo.
  • Orujo: aunque en menor medida, los aguardientes de orujo también forman parte de las bebidas de Asturias típicas de la región. Se trata de una bebida destilada obtenida a partir del llamado hollejo de las uvas. Este hollejo está formado por los restos del prensado de las uvas e incluye cáscaras, tallos o pulpas que se destilan para obtener una bebida que puede ser utilizado para la elaboración de orujos de hierbas o de miel que sirven para acompañar el café o luego de una comida.